Real Madrid y la tercera Champions consecutiva

Bale sirve en bandeja la Décimotercera Copa de Europa blanca, la tercera consecutiva

Dos goles de Bale, el primero de impresionante chilena, y otro de Benzema dan la victoria ante el Liverpool y la tercera Champions consecutiva de los blancos.

Si el Real Madrid es sólo un equipo de fútbol, entonces la Copa de Europa sería un trofeo más en las vitrinas. Pero todos sabemos que no es así. Porque el Real Madrid no es uno más, es el equipo de fútbol vestido con camiseta blanca que acaba de ganar en Kiev su 13ª Copa de Europa tras imponerse al Liverpool (3-1) y la Copa de Europa no necesita ninguna presentación. El Madrid triunfó en su competición favorita, que no es nuevo, sino viejo, eterno, lo de siempre. Lo hizo sufriendo, resistiendo, aguantando al Liverpool, con su instinto de toda la vida, con la capacidad de subirse a una estrella para llegar al cielo, en este caso a Bale que se apuntó al equipo que gana las Champions de chilena.

Trece veces reyes de Europa. La leyenda del mejor club de la historia continúa. El Real Madrid conquistó en Kiev la tercera Champions consecutiva al superar al Liverpool por 3-1. La huella que está dejando esta generación de futbolistas dirigidos por Zidane ya es eterna. Pasarán los años y siempre se hablará del actual Real Madrid como uno de los grandes equipos de todos los tiempos. Bale fue el gran protagonista de la final, tras saltar al campo con empate a uno y resolver con dos tantos, uno de ellos tras una chilena para la historia. Benzema fue el encargado de abrir el marcador para los madridistas y Mané hizo el tanto inglés.

El partido arrancó con un ritmo pausado y mucho respeto entre los dos conjuntos. El Real Madrid intentaba elaborar desde atrás y el Liverpool buscaba transiciones rápidas hacia sus atacantes. Una de ellas estuvo a punto de aprovecharla Mané en el 7’, pero cortó bien Varane. Poco después llegó el primer disparo madridista, obra de Marcelo, que se marchó desviado. Con los dos equipos bien posicionados tácticamente, el peligro solo podía llegar aprovechando errores rivales. De esta manera, en el 15’, Carvajal robó un balón en el centro del campo y combinó con Cristiano, que conectó un potente lanzamiento que se fue arriba por poco.

Lesionados

Alexander-Arnold dio la réplica con un tiro cruzado que hizo estirarse por primera vez a Keylor Navas. La mala suerte se cebó con los dos equipos en forma de lesión. Salah y Carvajal tuvieron que abandonar la final.
La mala suerte de Carvajal: otra lesión en una final… y peligra el Mundial

Salah se desmoronó y para el Liverpool fue como si Egipto viera una explosión en sus pirámides. Se desinfló. El golpe anímico fue brutal para el equipo de Klopp. Había rematado nueve veces. No llegó más hasta el descanso. El Madrid se hizo con la final. No atacó con excesivo peligro, pero apenas sufría. Lloró también por la lesión de Carvajal, otra vez. Y por el gol anulado a Benzema, que celebró el francés, tras un remate de Cristiano. Le faltaba claridad y pegada, pero al menos sin la estrella del Liverpool había ganado en tranquildad.

Nacho ocupó el lugar del lateral blanco. Los últimos minutos del primer periodo fueron madridistas. En el 43’, Karius desvió un gran cabezazo de Cristiano y Benzema marcó en el rechazo, pero el árbitro anuló el gol por fuera de juego. Al filo del descanso, Nacho disparó al lateral de la red y Benzema probó fortuna desde fuera del área, pero el partido se mantenía en tablas.

ZIDANE ES EL PRIMER ENTRENADOR DE LA HISTORIA QUE GANA TRES COPAS DE EUROPA SEGUIDAS.

La segunda parte arrancó como terminó la primera, con el Real Madrid decidido a por el gol. Isco pudo lograrlo tras recoger un balón muerto dentro del área y disparar al larguero. El 1-0 llegó en el 51’: Karius intenta sacar rápido con la mano y Benzema, muy listo, corta con el pie derecho y desvía la trayectoria del balón enviándolo al fondo de la red. Sin embargo, la alegría solo duró cuatro minutos, ya que un córner botado por el Liverpool acabó en gol de Mané después de que Lovren tocara de cabeza. El partido estaba mucho más abierto y, de nuevo, Isco tuvo la ocasión de adelantar a los blancos, pero se topó con el meta rival.

La chilena de Bale
Zidane
comenzó a mover el banquillo y dio entrada a Bale. El galés, en su primera intervención, aprovechó un centro de Marcelo para conectar una tremenda chilena y firmar el 2-1 (64’). Un golazo para la historia que puso en pie al Olimpiyskiy de Kiev. El Liverpool no se rindió y respondió rápidamente con un disparo al palo de Mané. Mientras, el Madrid podía matar a la contra y Cristiano estuvo cerca de hacerlo en el 74’, pero salvó Robertson.

Video thumbnail

Gol de Bale (2-1) en el Real Madrid 3-1 Liverpool

El encuentro continuó abierto hasta el final. El Liverpool buscaba el empate, pero eran los de Zidane quienes disfrutaban de las mejores opciones de gol. Benzema, tras un gran centro de Bale, hizo emplearse a fondo a Karius en el 81’. Dos minutos más tarde, el galés sentenció con un disparo desde fuera del área que no logró despejar el portero del equipo inglés. A partir de ahí, el grito de “campeones, campeones” retumbó en las gradas de Kiev.

El mundo se pregunta cómo es posible, como un un equipo puede conseguir lo inalcanzable, con sus limitaciones, su suerte, su talento, sus chilenas, sus momentos de sufrimiento. La respuesta es simple. “Tonto, es el Madrid”. El cielo es suyo y la La Decimotercera también.

Tomado de: RealMadrid.com

Acerca de Administrador

Fanático del equipo merengue, los blancos, los vikingos, el Real Madrid. De oficio ingeniero informático, en el tiempo libre me gusta la pintura y el dibujo, el diseño web, diseño en Phtoshop y en Illustrator y practicar deporte, preferiblemente el beisbol y por supuesto el fútbol.

2 Replies to “Real Madrid y la tercera Champions consecutiva”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*