Karim Benzema, el ‘diablo’ rojo.

Tres goles al ‘Pool’ en dos partidos.

Karim Benzema apura sus opciones de formar parte del once inicial en el duelo de mañana ante el Liverpool. El delantero francés presenta un triple aval: una evidente subida de nivel futbolístico en los últimos partidos, los dos goles que logró ante el Bayern en la vuelta de semifinales y, ya que del Liverpool se trata en esta ocasión, las tres dianas que hizo ante los ingleses en el último enfrentamiento entre blancos y reds, allá por noviembre de 2014.

En efecto, Karim se vistió de Ronaldo en el doble duelo ante la escuadra de Anfield en la fase de grupos de la Champions 14-15, en la que los blancos defendían el título de la Décima, logrado seis meses antes en el estadio Da Luz al Madrid le tocó en primer lugar visitar el templo del club inglés, que se llenó para ver al campeón de Europa.

Sobre el césped, el Madrid de Carlo Ancelotti demostró tal condición. Pasó por encima del Pool en uno de los partidos más brillantes de la era Carletto. Cristiano, tras una brillante acción combinativa del ataque blanco, abrió la lata en el 23, y después llegó Karim para sentenciar el partido. Marcó en el 30 y en el 41, en dos acciones de hombre de área, de ‘9’ puro. Dos semanas después, repetiría suerte en Madrid en otra acción de goleador nato.

Casi cuatro años después, Benzema se aferra a ese precedente para tratar de afirmar su candidatura al once titular en una nueva final de Champions. Sería la cuarta para el delantero francés, quien, privado de Mundial, tendría en el Olímpico de Kiev una ocasión única de mostrarse al planeta fútbol. Y de reivindicarse, una vez mas, ante sus críticos, a los que no sacian los casi 200 goles que Karim lleva anotados de blanco. Nunca ha marcado en una final de Copa de Europa. Pero, ante el Liverpool, ya ha demostrado ser un diablo rojo. Benzema conoce el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*