Cierto, el Bayern fue mejor pero ES EL MADRID

Sí. El Bayern fue muy superior en las semifinales frente al Real Madrid. Jugó mejor, tuvo más ocasiones, disparó más a portería, controló los dos partidos, se sobrepuso a un elenco de bajas que hubiese tumbado a cualquiera (Neuer, Coman, Boateng, Robben, Vidal), demostró grandeza, nunca se rindió. Ni es un equipo de veteranos ni en declive ni nada parecido, salvo que tu afán en el análisis sea hacer de menos al equipo que odias. El hincha del Bayern debe estar orgulloso de sus jugadores, de su entrenador. Al final, el Bayern de Pep, aunque nos quieran convencer de otra cosa, ha sido el peor de los que se midió al Madrid…

Sí, el árbitro no pitó penalti por manos de Marcelo (no hay focos para la jugada entre Hummels y Benzema, pero eso tampoco sorprende ya después de la amnesia con el gol de Isco ante la Juventus).

Sí, esto son semifinales de la Champions, no de la Copa del Rey, que no es lo mismo, aunque se empeñen en homologar los títulos. Lo lógico es sufrir porque te mides a rivales formidables, incluso manejando buenas ventajas, 3-0 la temporada anterior con el Atlético, 1-2 ante el campeón alemán. Llegados a este punto, resistir es vencer.

Sí, el sueño de Kiev es bonito, pero conviene despertar a tiempo. Sin los goles de Cristiano todo es más difícil. Sin los regalos de Rafinha y Einrich hubiese sido imposible. Si desgastas a Modric para ayudar a un lateral improvisado que no conoce el oficio, pierdes la luz del genio croata. Si decides prescindir de Casemiro, elige otro día en el que no tengas tantos boquetes. Si conviertes a Keylor en héroe (y no hay que fustigarse por esto porque Oblak, el número 1 del mundo, lo es todos los días y el Atleti es feliz), piensa que puedes tener un problema en la estructura defensiva. Si concedes un gol en los primeros cinco minutos, todo será más complicado aunque compitas como nadie. Si crees que la suerte es inagotable, aunque siempre te pille trabajando, te equivocarás. Si caes en la auto complacencia de pensar que todo fue bien, si te quedas con el fantástico resultado, empezarás a perder la final, aunque pueda ser que después de este viaje tan peligroso (PSG, Juventus y Bayern) lo más sencillo esté en el destino de Kiev.

Pero tampoco se vuelvan demasiado locos buscando explicaciones para entender el alma del Madrid. Todos los teólogos han fracasado desde los años 50. Porque si con todo esto que ha venido ocurriendo, el equipo de Zidane ha sido capaz de llegar a otra final de Copa de Europa, si jugará el 26 de mayo en busca de la ‘Decimotercera‘ (13, más títulos que el segundo y el tercero que más Champions tienen) no le busquen más porqués. Simplemente, lo hará porque sí, porque es el Madrid.

Fuente: Marca.com

Acerca de Administrador

Fanático del equipo merengue, los blancos, los vikingos, el Real Madrid. De oficio ingeniero informático, en el tiempo libre me gusta la pintura y el dibujo, el diseño web, diseño en Phtoshop y en Illustrator y practicar deporte, preferiblemente el beisbol y por supuesto el fútbol.

One Reply to “Cierto, el Bayern fue mejor pero ES EL MADRID”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*