Nacho enamora al madridismo

El central suma ya cuatro goles, su mejor registro, y sigue demostrando que compite como nadie.

El Bernabéu acostumbra a rendirse ante sus estrellas más deslumbrantes. Delanteros depredadores del área, centrocampistas con magia en las botas, extremos con velocidad. Sin embargo, ayer el héroe fue un defensa, un canterano, un tipo que no se cansa de mejorar cada día, y que ya se ha ganado al Bernabéu hace tiempo con merecimiento. Sin embargo, ayer toda la grada coreó su nombre como en otras ocasiones ha hecho con Cristiano o Isco. Se trata de Nacho, autor de dos goles, que es mucho para un central, pero que no empaña el partido impecable que selló en su tarea, en defender, siempre atento al corte, rápido y con serenidad para sacar la pelota. Un central con mayúsculas que no sólo ha sobrevivido en el Madrid al lado de defensas de la talla de Ramos, Varane o antes Pepe, sino que se ha ganado su espacio.

Con sus dos goles de ayer ante el Deportivo, Nacho ya suma cuatro en esta temporada, y pese a que queda mucha tela que cortar aún ya es su mejor registro anotador desde que está en el primer equipo. Sus dos dianas de ayer las firmaría además cualquier delantero o mediapunta. En el primero enlazó a la perfección con Marcelo y definió ya dentro del área con un tiro bien colocado. Más sorprendente fue su movimiento dentro del área en el segundo. Buen control en el segundo palo, se dio la vuelta rápido y disparo por bajo de auténtico ariete.

La grada coreaba entonces su nombre, pero lo volvería a hacer poco después cuando salvó un balón bajo palos. El gol de Andone ya se cantaba entre la afición del Dépor, pero apareció el canterano para sacar in extremis el balón. De Nacho se puede decir que no tiene la planta de Varane o el propio Ramos, pero eso a él le valdría más bien para las fotos. Porque en el campo ninguna de esas carencias físicas para un central se le notan. Es listo y lo suple con una velocidad increíble, anticipación y fútbol. No sólo los centrales altos valen para el Madrid. Ahí está el ejemplo de otro canterano como Sanchis, uno de los futbolistas con más partidos en el Madrid, y que se ganó el puesto con su facilidad para anticiparse y sacar el balón desde atrás. Nacho fue el goleador inesperado, aunque ya todo se espera de él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*