Las ‘claves’ de la final de Champions

El contraataque puede marcar grandes diferencias en el Millenium Stadium de Cardiff, según la Tecnologia Stats del Big Data.

Choque de estilos en el Estadio Nacional de Cardiff. Dos equipos completamente distintos y que manejan a la perfección, ambos, el registro que puede marcar diferencias en la final de la Champions League: el contragolpe. Dybala y Cristiano Ronaldo los dos hombres más peligrosos del encuentro que decidirá al próximo rey de Europa.

Choque de estilos en el Estadio Nacional de Cardiff. Dos equipos completamente distintos y que manejan a la perfección, ambos, el registro que puede marcar diferencias en la final de la Champions League: el contragolpe. Dybala y Cristiano Ronaldo los dos hombres más peligrosos del encuentro que decidirá al próximo rey de Europa.

Allegri, presumiblemente, con defensa de cinco marcará el devenir del encuentro volcando el juego al contragolpe. Será Dybala la pieza fundamental de los transalpinos sobre el césped. Con espacios, el argentino puede ser letal y hacerle mucho daño al Real Madrid en la zona de tres cuartos de campo. La zona ‘ancha’ del campo será suya junto a Gonzalo Higuaín que es el ‘conector’ de la Vecchia Signora sobre el césped.

Los bianconeri dejarán el peso del partido al Real Madrid y con las ideas claras buscarán portería con frecuencia a través del juego rápido y de transición. Fundamental en ese aspecto la labor de Dani Alves que lidiará por su banda con la más ‘fea’ y de Alex Sandro o Cuadrado por la otra. Pjanic será también uno de los hombres clave del encuentro aunque se espera más en la labor defensiva, que en la ofensiva. Por ahí estará focalizada otra de las grandes claves del partido con Casemiro, Modric y Kroosen la contención y elaboración.

El equilibrio decantará la balanza hacia uno u otro lado. En la zona ofensiva Zinedine Zidane, si apuesta por Isco/Bale o Asensio, también tirará de contragolpe. En la rapidez del equipo merengue se buscará la combinación con los de arriba y ahí puede ser letal Cristiano Ronaldo. El portugués con 103 goles buscará ser Pichichi por quinto año consecutivo de una de sus competiciones predilectas: la Orejona. Buffon será su último escollo para alcanzar de nuevo la cima y el cetro del fútbol mundial. Benzemaserá el ‘conector’ del equipo y en su labor habitual estará jugar al servicio de CR7.

El arma más mortífera de los madridistas podría ser el banquillo. Ya decidió en Múnichcon una entrada estelar de Asensio que medió selló el pase a semifinales en Alemaniay lo ha sido en muchos momentos importantes de la temporada con los llamados jugadores de ‘refresco’ que dan garantías de éxito al técnico marsellés.

No solo los 22 futbolistas que saltarán al césped del Millenium Stadium a las 20.45 horas (02:45pm en Cuba) pueden ser decisivos en la final. Una plantilla profunda y con alternativas es decisivo en este tipo de encuentros, en los que 90 minutos a veces no son suficientes para dilucidar un vencedor.

Y en plantilla, el Madrid parte con ventaja, a priori. Un hombre destaca por encima de todos los futbolistas que no serán titulares en Cardiff: Gareth Bale. El galés no será titular en ‘su’ final y puede ser una ventaja para los blancos. Su verticalidad y superioridad en los balones aéreos puede ser un recurso que utilice Zidane si no consigue sobrepasar el muro defensivo de la Juventus.

Pero no solo Bale es una alternativa. Los goles de Morata (3 en 164 minutos en la presente Champions), el desborde de Lucas Vázquez, la precisión y último pase de James o la fantasía de Asensio serán otras armas que esperarán su turno desde el banco. Además, jugadores como Nacho o Danilo darán seguridad a los merengues ante una posible lesión en la zona defensiva. En cualquier caso, no va a ser fácil para Zidane, que tendrá un papelón con la convocatoria.

Allegri no tendrá tantas opciones si necesita dar un vuelco a la final. Marchisio y Cuadrado serán las principales bazas en ‘La Vecchia Signora’. El italiano es un centrocampista con recorrido, muy completo y que a buen seguro tendrá minutos en la final. Juan Cuadrado, por su parte, es un futbolista con mucha llegada por banda, potente… y con gol, algo que no le sobran a los turineses, más allá de los titulares. Entre Asamoah, Florenzi y el ex del Bayern Benatia estará el último cambio de los turineses, en función de como transcurre el partido”.

Esté quién esté, los cambios serán otra de las grandes claves de la finalísima en Gales.

Tomado de: Marca.com y DefensaCentral.com

Acerca de Administrador

Fanático del equipo merengue, los blancos, los vikingos, el Real Madrid. De oficio ingeniero informático, en el tiempo libre me gusta la pintura y el dibujo, el diseño web y practicar deporte, preferiblemente el beisbol y por supuesto el fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*