Real Madrid campeón de la liga española de fútbol

Después de cinco años de sequía, el Madrid conquistó su 33ª Liga.

Las Claves de este triunfo:

El Real Madrid ha alzado su Liga número 33. Una conquista laboriosa y coral, que comenzó a ganarse en verano gracias al plan de rotaciones que diseñó Zidane. Esta política de gestión del vestuario ha sido uno de los pilares sobre los que se ha construido el título, pero no el único. El que se detalla a continuación es el decálogo del campeón de Liga 2016/17.

Zidane

La Liga 33 ha sido la Liga de Zidane. Su mérito en este título ha sido incuestionable. El francés ha realizado una excelente gestión de la plantilla. Desde pretemporada impuso un discurso y lo cumplió hasta el extremo: “Necesitaré a todos. Una Liga se gana con los 24 jugadores de la plantilla”. Supo rotar para dosificar esfuerzos, dio vida a lo hemos venido llamando ‘segunda unidad’ y ha mantenido a todos enchufados y activos hasta el final. Eso es lo más complicado para un entrenador y Zizou lo ha hecho de una forma brillante. Esa administración metódica e inteligente del vestuario, haber convencido a Cristiano para aprender a dosificarse y fortalecer la parcela física con el fichaje de Antonio Pintus, preparador físico, han sido varias de las decisiones claves del míster marsellés que han guiado al Madrid a la Liga número 33.

Ampliar

Jorge Zapata (EFE)

Preparación física

El fichaje de Antonio Pintus, preparador físico al que apodan ‘el sargento’ ha sido un pilar clave que ha sostenido al Madrid en esta Liga. Zidane conoció y sufrió al italiano en su etapa de la Juventus. Pintus hizo sudar a los jugadores en la pretemporada en Estados Unidos, con duras sesiones físicas. Un plan que repitió en el parón navideño, nada más acabar el Mundialito, para evitar un desplome semejante al que los jugadores sufrieron en el segundo año de Ancelotti. “Trabajamos para llegar a tope a mayo y junio”, confesó Carvajal. “El equipo está ahora fresco por todo el trabajo que hemos hecho antes”, dijo Cristiano. La mano de Pintus se ha notado en jugadores como Isco, que ha acabado la Liga en un estado de forma exuberante.

La reconversión de Cristiano

Esta temporada ha sido la de la reconversión de Cristiano. Liberado por fin de la presión de alzar un título con Portugal, ha sabido escuchar a Zidane, aceptar su plan de reposo (es la temporada que más ha descansado) y cambiar su posición en el campo para vivir más cerca del área, como ‘nueve’, donde los esfuerzos son más cortos. Un plan que tenía el objetivo de ver al mejor Cristiano en el tramo final de la temporada (algo que no ha sido posible en los últimos años en el Madrid) y que ha visto sus frutos: desde enero el portugués subió en dos kilómetros/hora su velocidad punta media y ha marcado 13 goles en los últimos nueve partidos. “El mérito de Zidane es que ha hecho que haya jugado siete u ocho partidos menos y se ha notado. Por eso ha hecho lo que ha hecho. Su gestión ha sido muy inteligente”, reconoció el ‘7’ tras conquistar el título.

Ampliar

Daniel Pérez (EFE)

Rotaciones

“Para ganar una Liga todos son importantes. Cuento con todos”, fue el mensaje de Zidane a su plantilla nada más empezar la pretemporada. Y el suyo no ha sido un brindis al sol. El míster se impuso una política de rotaciones que ha llevado a cabo hasta el extremo. En partidos como el de Riazor, Butarque o Los Cármenes, con el Madrid jugándose sus opciones para ganar LaLiga, metió hasta nueve cambios con respecto al anterior encuentro. Un ‘método’ que nunca antes se había visto, que ha ‘enchufado’ a los 24 jugadores de la plantilla y que deja un dato para la historia: el Madrid es el primer campeón de Liga en el que hasta 20 jugadores han disputado más de 1.000 minutos en el torneo.

Segunda unidad

Una consecuencia de esa política de rotaciones ha sido el paso al frente que han dado los suplentes cuando Zidane les ha requerido. Esa ‘segunda unidad’ o ‘plan B’, que integran jugadores como Morata, que es el segundo máximo goleador liguero del equipo con 15 tantos, Asensio, Kovacic, Lucas Vázquez o Isco (aquellos que se quedan fuera del once que Zidane tiene en la cabeza para las grandes noches si no hay lesionados), sacaron 15 puntos decisivos en Butarque, Gijón, Los Cármenes, Riazor o Ipurua. Este ha sido uno de los grandes impulsos para conquistar esta Liga. Esta segunda línea de Zidane ha marcado 45 goles de los 106 que ha logrado el Madrid en esta Liga, es decir, el 42,4% del total. El plan B ha resultado ser un planazo.

Ampliar

Eficacia goleadora

El gol es el gran arma de este Madrid campeón de Liga. El dato es revelador: el equipo blanco ha logrado marcar en todos los partidos del campeonato (38 encuentros) por primera vez en su historia y encadena 64 partidos consecutivos anotando, un récord absoluto (la segunda mejor racha es del Bayern con 61 partidos). Además, hasta 19 jugadores del Madrid distintos han logrado ver puerta en la Liga (sólo se quedaron sin marcar Carvajal y Coentrao)… En este apartado vuelve a emerger la figura gigantesca de Cristiano que, un año más, ha acabado como el máximo goleador liguero del equipo (26 tantos).

El poder de los laterales

El Madrid ha volado hacia la Liga impulsado por sus laterales, alas de este Madrid. Carvajal, hasta su lesión (Danilo y Nacho le han suplido), y Marcelo han sido dos de las grandes bazas ofensivas del equipo y acaban el campeonato como laterales de dimensión mundial. El brasileño ha dado 10 asistencias en Liga y ha marcado dos goles; el de Leganés ha dado cinco pases de gol. Su rendimiento y aportación les ha hecho vitales para el sistema táctico de Zidane, al que dan apertura y profundidad.

Factor Casemiro

La presencia de Casemiro en el once del campeón de Liga es incuestionable. Para Zidane, el brasileño es el que le aporta equilibrio, haciendo una lectura perfecta del puesto de mediocentro posicional. Su juego libera a Kroos y Modric y dota al equipo del equilibrio que requiere, sobre todo cuando juega con la BBC en ataque. Zidane nunca ha ocultado la importancia de Casemiro en el equilibrio del Madrid: “Sabemos de su importancia en el medio…”. Pero el brasileño, que ha sido clave en las etapas alpinas, también ha entrado en la política de rotaciones del míster pese a ser el único de la plantilla que no tiene el puesto doblado. Cuando no ha jugado Casemiro, Zizou ha reubicado de ‘5’ a Kroos, Kovacic e incluso a Modric.

Hasta el final…

Hasta el final, vamos Real, reza uno de los lemas de la afición madridista. Y el equipo de Zidane lo ha cumplido a rajatabla. El poder revitalizante del plan de descansos de Zidane han propiciado que termine todos los partidos en área contraria, lo que le ha valido para salvar puntos con el milagro por sistema (Ramos en el Camp Nou, Cristiano ante Las Palmas o Morata ante el Villarreal) o sentenciar partidos. Hasta 30 de los 106 goles que ha marcado el Madrid en este campeonato han sido a partir del minuto 75.

Ampliar

FELIPE SEVILLANO (DIARIO AS)

El poder de la estrategia

Las jugadas de laboratorio se han convertido en un arma clave en el arsenal blanco. Hasta 16 goles han salido de la pizarra y han supuesto 13 puntos para el casillero blanco. En las jugadas de estrategia en Liga, Ramos es el que más protagonismo tuvo. Marcó la mitad de los goles, siete, que dieron seis puntos. Cristiano, Casemiro, Pepe, Varane, Morata, Bale o Benzema han sido los jugadores que han sacado partido de estas jugadas de estrategia.

Tomado de: AS.com

Acerca de Administrador

Fanático del equipo merengue, los blancos, los vikingos, el Real Madrid. De oficio ingeniero informático, en el tiempo libre me gusta la pintura y el dibujo, el diseño web y practicar deporte, preferiblemente el beisbol y por supuesto el fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*