Zidane tiene oro en el banco

Lucas y Morata son los suplentes más utilizados de Europa y los más eficaces del Madrid

En el abrazo de Álvaro Morata y Lucas Vázquez tras el gol del gallego al Legia no intervinieron sólo los dos canteranos. El Bernabéu se vino abajo para celebrar un tanto fabricado por dos de los jugadores más queridos por la afición, dos chicos de la casa, dos futbolistas cuyos nombres no suenan por la megafonía del estadio cuando se anuncia el once inicial, pero que son más que habituales a la hora de cantar los cambios. Son los suplentes de oro de Zinedine Zidane.

Lucas, que ha entrado en lo que va de curso ocho veces desde el banquillo, y Morata, que lo ha hecho en siete ocasiones, son los recambios más utilizados de Europa. Sólo Habib Diallo, del Metz, y Rachid Ghezzal, del Lyon, igualan a Lucas con más presencias desde la suplencia. Pero su aportación al Real Madrid no se limita únicamente a participar en los partidos. Su rendimiento está siendo más que destacado, teniendo en cuenta las oportunidades de las que disponen.

Lucas ha anotado un tanto, el del Legia, además de repartir tres asistencias de gol a sus compañeros. Morata suma ya tres dianas y dos asistencias, la última la que sirvió para que el extremo gallego se estrenase esta temporada. Desde que debutó con el Real Madrid, el de Curtis ha marcado tres tantos desde el banquillo de los cinco que ha celebrado como madridista.

Un caso similar al de Morata, que ya tiene en su cuenta 14 goles con el primer equipo del Real Madrid, de los cuales 11 han llegado tras entrar en el campo como sustituto. Álvaro sigue llamando a las puertas de la titularidad, pero mientras Zidane le da las llaves, sigue aportando sus granitos de arena al colectivo. Gol para culminar la remontada ante el Sporting Portugal, gol y asistencia contra el Legia, su bagaje en esta Champions.

Además de sus números por separado, es innegable que forman una pareja bien avenida, a lo Batman y Robin. Desde que juegan juntos a nivel profesional, en el Castilla y en el Real Madrid, sólo han perdido un partido en el que hayan intervenido los dos. Fue el 3-2 del Alcorcón al filial blanco en la 2012-13. Quitando aquel encuentro, sus números arrojan 14 victorias y cinco empates en 20 partidos. Los dos volaron del nido, los dos volvieron convertidos en adultos. Les queda un último paso, el de lograr juntos la titularidad.

Tomado de: Marca.com

Acerca de Administrador

Fanático del equipo merengue, los blancos, los vikingos, el Real Madrid. De oficio ingeniero informático, en el tiempo libre me gusta la pintura y el dibujo, el diseño web y practicar deporte, preferiblemente el beisbol y por supuesto el fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*