El Real Madrid de Zidane va tomando forma

El técnico ya avisó en su momento que la progresión sería constante porque veía mucho margen de mejora al equipo.

La primera semana de Zizou al frente del conjunto blanco estuvo marcada por las maratonianas reuniones que mantuvo con su cuerpo técnico para radiografiar a la plantilla y organizar el plan de actuación en busca de un Real Madrid a su medida.

Zidane tenía dos objetivos muy claros a corto plazo. El primero, someter al equipo a una minipretemporada en pleno mes de enero para mejorar el tono físico. Durante tres semanas, así ha sido. El argumento de que el equipo estaba mal físicamente no era exactamente así. Lo que no estaba era al nivel que iba a exigir llevar a cabo en el campo el plan defensivo que Zidane tenía en mente aplicar a su nuevo Madrid. Esa era la clave.

El técnico quería multiplicar la intensidad y subir la presión varios metros para robar el balón mucho más arriba de lo que lo estaban haciendo. Eso pedía un estado de forma de altísimo nivel para poder ejecutarlo durante los 90 minutos del partido.

El plan físico de choque ha llegado a su fin, y es el momento de que el equipo vaya aplicando las nuevas pautas defensivas que quiere Zidane, quien ya dejó entrever que le estaban gustando muchas cosas, pero que faltaba continuidad. Y ahí se refería a la presión, a su deseo de que el equipo sea un martillo pilón de principio a fin y que las piernas de los jugadores estén preparadas para no dar tregua al rival, al que quiere lejos de la portería de Keylor.

“La clave es que los jugadores creen en Zizou”, dicen en el club

Así el Madrid vivirá más tranquilo en defensa y tendrá más oportunidades de sorprender al contrario recuperando el balón cerca de su portería. “Es mejor correr 15 metros hacia delante que 80 hacia atrás”, es la explicación que da el galo.

Pero llevar a cabo el ambicioso proyecto defensivo que Zidane quiere imponer en el Madrid no gira sólo en torno al estado físico de los jugadores, también depende de su intensidad, compromiso y solidaridad en el terreno de juego. En definitiva, de hacer correr a todos, sin excepción. Zidane sabe que tiene talento de sobra, que lo único que hace falta es sacarle el máximo rendimiento en todos los sentidos.

El francés lo está consiguiendo. Está contento con la actitud de su equipo, con ver una implicación tan alta en sus futbolistas. En el día a día de Valdebebas sorprende ver al francés haciendo hincapié en acciones defensivas de jugadores como Isco, Bale, Cristiano y Benzema. Zidane está feliz con la respuesta de los futbolistas. “La clave es que creen en él”, comentan en el club. Esa confianza es fundamental para que Zidane saque adelante sus ideas. Benítez puede dar fe de ello porque es el ejemplo del caso contrario. El vestuario no estaba con él y eso se notaba en el terreno de juego. Ahora es todo lo contrario.

Entrega total

Zidane sabe que sin los futbolistas es imposible sacar nada adelante. Y a día de hoy cuenta con ellos al ciento por ciento. El equipo trabajó a un nivel espectacular durante las semanas que duró el plan físico y están asimilando con rapidez los conceptos defensivos que quiere aplicar Zizou. Porque en ataque todo es más sencillo. El talento lo tienen y es cuestión de que lo saquen a relucir. Sólo hace falta colocar las piezas en el lugar adecuado para hacer el mayor daño posible al rival.

Zidane tiene grabadas en la memoria varias acciones defensivas de Bale, Modric, James o Isco, entre otros, que le generan una satisfacción especial. No para de recordar que ese es el camino para el éxito. James ha sido el último en subirse al carro. El técnico francés quedó especialmente contento con el trabajo sin balón del colombiano ante el Espanyol. Zizou sabe que la unión hace la fuerza.

Tomado de: Marca.com

Acerca de Administrador

Fanático del equipo merengue, los blancos, los vikingos, el Real Madrid. De oficio ingeniero informático, en el tiempo libre me gusta la pintura y el dibujo, el diseño web, diseño en Phtoshop y en Illustrator y practicar deporte, preferiblemente el beisbol y por supuesto el fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*