Rafa juega su primera gran final

Rafa Benítez y su primera final

Un tropiezo le dejaría en una situación delicada • Tensión en el club por lo que suceda en el Clásico

Se viene más que un Clásico para Benítez. El técnico blanco juega su primera gran final de la temporada. Un duelo ante el Barcelona siempre es más que un partido para el Madrid, pero en este caso la presión en torno al técnico blanco va mucho más allá. Un tropiezo le dejaría en una situación mucho más delicada de la que ya vive en estos momentos. De hecho, habría lío.

El Clásico se presenta como un punto de inflexión, para lo bueno y para la malo. Desde luego, en el club se respira inquietud por lo que pueda pasar el próximo 21 de noviembre. Una victoria permitiría seguir caminando con cierta normalidad. Sin embargo, todo lo que no sea ganar supondría un serio golpe para el proyecto de Benítez. El Bernabéu será un juez implacable.

De lo que no hay duda es de que se respira tensión. El Madrid llega al primer cara a cara de la temporada con el Barcelona en una situación delicada. Los resultados no son nada del otro mundo y el juego del equipo, menos todavía. No convence y las estadísticas están dejando de ser ese escudo protector con el que el técnico se protegía de las críticas que le acompañan desde que se puso en marcha la temporada. El equipo está encajando goles, ha perdido su condición de invicto y el liderato de la Liga. Elementos que estaban siendo utilizados en la defensa del nuevo Madrid.

Por si fuese poco, las lesiones, uno de los motivos argumentados por el club para despedir a Ancelotti, están atormentando más que nunca al equipo. La enfermería lleva semanas siendo un quebradero de cabeza y ha lastrado el rendimiento del Madrid. Todo ello se ha convertido en una bola difícil de digerir que ha ido pasando porque las cuentas de Rafa eran positivas. Sin brillo, el Madrid era un martillo pilón e iba comportándose con solvencia.

De más a menos
Pero de un tiempo a esta parte el Madrid se ha enredado en los aspectos que le permitían huir de la crisis. El runrún estaba ahí, pero también que el Madrid mandaba en Liga y Champions. El juego no acompañaba, pero los resultados sí. Y mucho.

Pero en la última semana las dudas han acechado más que nunca al conjunto blanco y le colocan en una situación delicada ante el exigente examen del Barcelona. El PSG zarandeó al Madrid en el Bernabéu y el Sevilla lo pasó por encima. Dos borrones que en vísperas de la visita del Barcelona adquieren una dimensión importante.

Es el gran examen después de otro puñado de ellos en los que el Madrid tampoco es que haya estado especialmente brillante. Ganó en Bilbao, pero dejó mal sabor de boca en el Calderón. Dio la cara en París pese a la bajas y logró una meritoria victoria en Vigo ante el Celta, pero el PSG le sacó los colores en casa y el Sevilla le endosó la primera derrota oficial de la temporada. Ahora es el turno del Barcelona.

Nadie en la Casa Blanca lo va a reconocer, pero la realidad es que la idea de cómo llegaría el Madrid al Clásico era bien distinta. Sobre todo, a raíz de la lesión de Messi. En ese momento hubo una sensación de que el equipo podría dar un estirón en la tabla y rematarlo en la cita del 21-N. Pero las cuentas han sido otras y el que llega en una situación delicada es el propio conjunto blanco, que de perder se descolgaría a seis puntos del Barcelona. Una distancia más que considerable.

Por eso hay cierto nerviosismo en el club, por las consecuencias del Clásico. Una derrota puede destapar muchos de los otros problemas que afectan al técnico, que no termina de enganchar con la grada ni con el vestuario. El problema se puede controlar o puede agravarse. Y todo ello, en función de lo que ocurra el próximo sábado.

Benítez ha dicho en muchas ocasiones que conoce mejor que nadie el club, por eso es difícil que se le escape el hecho de que se juega mucho en el Clásico. De que necesita tomar aire dando un golpe de autoridad. De lo contrario, llegarán días muy complicados. El Barça sin Messi puede dar un golpe de efecto al título de Liga.

Tomado de: MARCA.com

Acerca de Administrador

Fanático del equipo merengue, los blancos, los vikingos, el Real Madrid. De oficio ingeniero informático, en el tiempo libre me gusta la pintura y el dibujo, el diseño web, diseño en Phtoshop y en Illustrator y practicar deporte, preferiblemente el beisbol y por supuesto el fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*